Holando Argentino: con hormonas, buscan sincronizar a la vaca para un mayor porcentaje de preñez

La investigación está a cargo del Instituto de Ciencias Básicas y Aplicadas de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM). A partir de la aplicación de diversos protocolos, intentan crear un ambiente uterino más favorable para el embrión.

Una investigación a cargo del Instituto de Ciencias Básicas y Aplicadas de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM) busca mejorar las tasas de preñez en vacas y vaquillonas de la raza Holando Argentino.

Se trata de una línea de estudio novedosa en el sector dirigida por el doctor Gabriel Amílcar Bó, referente a nivel nacional, docente de la UNVM y director del Instituto de Reproducción Animal Córdoba (IRAC).

En ese marco, el médico veterinario Alejando Macagno, en su tesis doctoral, busca a partir de la aplicación de diversos protocolos de inseminación artificial a tiempo fijo (IATF) crear un ambiente uterino más favorable para el embrión.

Para mejorar este porcentaje, el veterinario busca sincronizar a la vaca para su inseminación en un momento específico a partir de la administración de distintas hormonas.

SOBRE LOS PROTOCOLOS DE IATF

Los tratamientos para IATF logran con éxito inducir y sincronizar la ovulación, tanto en vaquillonas como en vacas.

Recientemente se desarrollaron los protocolos de IATF de proestro prolongado. “Se define como el periodo comprendido entre la extracción del dispositivo con progesterona y la IATF, donde no se le administra un inductor de la ovulación al retiro del dispositivo, por lo tanto, las vacas entrarían en celo en un proceso más natural, no inducido por una hormona”, explicó Macagno.

El trabajo de tesis del veterinario consiste en comparar dos protocolos de proestro prolongado denominados J- Synch de 6 días y J – Synch de 7 días en relación al protocolo tradicional, para evaluar cuál de las dos opciones es más efectiva para mejorar la tasa de preñez.

OBJETIVOS

“El objetivo principal es evaluar el efecto de la utilización de los protocolos de prolongación de proestro J-Synch y sus respectivas modificaciones sobre la fertilidad en vacas en lactancia y vaquillonas lecheras“, afirmó Macagno.

“La idea es determinar con mayor profundidad su efecto sobre la dinámica folicular, los distintos niveles de las hormonas en la sangre, características del folículo ovulatorio, ovocito y endometrio. Además, evaluar la utilización de este protocolo en programas de IATF en vacas de leche inseminadas a tiempo fijo”, resaltó.

En esta nota

Menú principal

Enterate antes que nadie de las mejores ofertas

Accedé a una selección exclusiva de productos, pensada para vos

¡Muchas gracias! Un asesor se pondrá en contacto contigo para que puedas aprovechar la oferta.