El 45% del precio del durazno son impuestos

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), analizó la cadena comercial del durazno, y mostró la fuerte presión impositiva que padece el sector.

El estudio revela que la presión tributaria sobre el precio final de la fruta es de casi el 45% por kilo de durazno fresco, mientras que el productor primario tiene una participación del 12,8%.

Argentina se encuentra entre los tres principales productores de durazno del Hemisferio Sur, con más de 100.000 toneladas anuales producidas, destinando más del 60% a la industria.

A su vez, según indica SENASA Mendoza concentra el 83% de la producción de duraznos del país, con aproximadamente 6.000 hectáreas implantadas.

Por ora parte, en cuanto a los tributos específicos de la cadena de valor de la cosecha del durazno desde Mendoza hasta su venta en Capital Federal, el 38.4% corresponde al IVA, el 30,8% a Impuesto a las Ganancias, el 12,8% a otros impuestos provinciales o tasas municipales, el 12,1% a Ingresos Brutos y el 5,9% a contribuciones patronales de la mano de obra.

Es así que el precio que abona el consumidor en góndola está conformado, además del 44,8% de presión tributaria, por un 29,7% de costos y un 25,6% de ganancias netas, que se reparten entre todos los que intervienen en la cadena, desde el campo hasta el comerciante minorista.

Eduardo Rodríguez, presidente del sector de Economías Regionales de CAME, afirmó: “En detrimento de la rentabilidad, la carga fiscal en Argentina sigue en aumento y nos obliga a cancelar o, en el mejor de los casos, a postergar cualquier tipo de inversión”.

En esta nota

Menú principal

Enterate antes que nadie de las mejores ofertas

Accedé a una selección exclusiva de productos, pensada para vos

¡Muchas gracias! Un asesor se pondrá en contacto contigo para que puedas aprovechar la oferta.